Oct 022012
 

Siguen los pasos que ya han dado otras provincias como León y apuestan por la creación de un colectivo regional

Las entidades locales menores de la provincia de Salamanca iniciaron ayer en Bercimuelle el proceso para constituirse en federación con el objetivo de «defender unos intereses comunes ante este proceso de ordenación del territorio que nos están planteando», según indica el alcalde de la pedanía de Bocacara, Javier Cabrera.

En total, en la provincia salmantina hay 19 entidades de estas características y aunque en la federación no estarán todas, es previsible que se unan la mayoría para crear un ente que nace con vocación regionalista.
En Castilla y León están inscritas 2.230 entidades locales menores de las que 1.234 se ubican en León, 652 en Burgos y 226 en Palencia. Javier Cabrera entiende que «si nos constituimos todas las provincias es la manera que tenemos de hacer fuerza y evitar la desaparición».
El alcalde de Bocacara, pedanía de Ciudad Rodrigo, considera que «quieren reducir alcaldes y concejales y nos quieren quitar a los que no somos políticos, a los que no cobramos».
En la reunión de Bercimuelle, en la que estuvieron presentes 10 alcaldes pedáneos, salieron a relucir temas comunes que forman parte del día a día de estos municipios. «Escuchas cosas que parecen increíbles», sostiene Javier, «hay pedanías que son más grandes que el pueblo al que pertenecen, todos los alcaldes pedáneos se quejan de que no saben con el dinero que van a contar cada ejercicio, no entramos en los planes provinciales y algunas de estas pedanías, no tienen más de 4000 euros de presupuesto».
La conclusión a la que llegan es que «si desaparecemos como pueblo no habrá nadie que mire por él, debe ser alguien de la localidad, que conozca el pueblo el que mire por él y por los vecinos».
El próximo domingo se celebrará una nueva reunión de estas entidades locales menores en Campillo de Salvatierra para así dejar cerrado todo el proceso de constitución.