Oct 172012
 

Montoro comunica a Íñigo de la Serna que si cumplen el objetivo de déficit no desaparecerán y que el cambio se limitará a establecer mecanismos de control financiero similares a los del resto de administraciones.

La reforma de la Administración Local que prepara el Ministerio de Hacienda no suprimirá finalmente las juntas vecinales y pedanías, siempre y cuando éstas cumplan con los objetivos de déficit. La noticia se la ha comunicado personalmente el ministro Cristobal Montoro al presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el alcalde de Santander Íñigo de la Serna.

Éste asegura en una nota de prensa, que en vez de suprimir las entidades locales menores, la reforma establecerá mecanismos de control financiero similares a los del resto de administraciones y sólo se disolverán las que no cumplan con el déficit fijado. De la Serna había trasladado al propio ministerio la petición de que no se suprimieran las juntas vecinales después de que numerosas pedanías se manifestaran en contra de esta reforma.
El proyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local establecerá un período de evaluación para las Juntas Vecinales, y se mantendrán todas aquellas que cumplan con los requisitos fijados: que cumplan con la Ley de Estabilidad Presupuestaria, y que presenten sus cuentas anuales, asegura el alcalde en nota de prensa.
De esta manera, resalta, se garantiza “el mantenimiento de unas estructuras sostenibles, que contribuyan a la cohesión social, garantizando al mismo tiempo que cumplen con las exigencias de control financiero que el Ministerio de Administraciones Públicas ya ha fijado para las comunidades autónomas y los ayuntamientos”.
“Las Juntas Vecinales se tendrán que sumar al mismo proceso de rigor presupuestario que la sociedad exige hoy en día a todas las administraciones públicas”, remarcó De la Serna, quien apuntó que “si todas las administraciones, tienen que cumplir, las entidades locales no pueden ser menos”.
El alcalde había informado a la Federación de Municipios de Cantabria y a los representantes de las Juntas Vecinales del proceso de diálogo que se había abierto con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas a este respecto.

VALORACIÓN URGENTE DE LA FEDERACIÓN LEONESA DE ENTIDADES LOCALES MENORES

Desde la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores, manifestamos que es necesario conocer cuáles son las condiciones que se van a imponer para la permanencia de las Juntas Vecinales y los concejos, pero es una muy buena noticia para la provincia de León, en especial para las zonas rurales. Entendemos que ahora más que nunca va a ser necesaria la unión de todas las Juntas Vecinales para defender ante el legislador estatal y ante el autonómico los intereses y competencias de las Entidades Locales Menores. La Federación será un instrumento esencial para defender la subsistencia de todas las Juntas Vecinales, apoyándolas para cumplir las condiciones marcadas.
En todo caso, hay que recordar que la FEMP no representa a las entidades locales menores, como más de una vez ha manifestado su presidente.
 Posted by at 21:38
Oct 022012
 

Siguen los pasos que ya han dado otras provincias como León y apuestan por la creación de un colectivo regional

Las entidades locales menores de la provincia de Salamanca iniciaron ayer en Bercimuelle el proceso para constituirse en federación con el objetivo de «defender unos intereses comunes ante este proceso de ordenación del territorio que nos están planteando», según indica el alcalde de la pedanía de Bocacara, Javier Cabrera.

En total, en la provincia salmantina hay 19 entidades de estas características y aunque en la federación no estarán todas, es previsible que se unan la mayoría para crear un ente que nace con vocación regionalista.
En Castilla y León están inscritas 2.230 entidades locales menores de las que 1.234 se ubican en León, 652 en Burgos y 226 en Palencia. Javier Cabrera entiende que «si nos constituimos todas las provincias es la manera que tenemos de hacer fuerza y evitar la desaparición».
El alcalde de Bocacara, pedanía de Ciudad Rodrigo, considera que «quieren reducir alcaldes y concejales y nos quieren quitar a los que no somos políticos, a los que no cobramos».
En la reunión de Bercimuelle, en la que estuvieron presentes 10 alcaldes pedáneos, salieron a relucir temas comunes que forman parte del día a día de estos municipios. «Escuchas cosas que parecen increíbles», sostiene Javier, «hay pedanías que son más grandes que el pueblo al que pertenecen, todos los alcaldes pedáneos se quejan de que no saben con el dinero que van a contar cada ejercicio, no entramos en los planes provinciales y algunas de estas pedanías, no tienen más de 4000 euros de presupuesto».
La conclusión a la que llegan es que «si desaparecemos como pueblo no habrá nadie que mire por él, debe ser alguien de la localidad, que conozca el pueblo el que mire por él y por los vecinos».
El próximo domingo se celebrará una nueva reunión de estas entidades locales menores en Campillo de Salvatierra para así dejar cerrado todo el proceso de constitución.